CD: INTO THE NETHERMOST “CHRONICLES FROM THE BLACK BILE”

Escuchamos y analizamos el nuevo disco de la banda catalana.

1475800606_c305716d7d2a47dd39336b6f2f45dc3c-300x300

Banda: INTO THE NETHERMOST.

Título: Chronicles from the Black Bile.

Género: Black/Death Metal.

País: España.

Black Metal del bueno, así se podría resumir el nuevo disco de la formación catalana INTO THE NETHERMOST, un Black Metal sincero y muy bien mezclado con unos grandes tintes de Death Metal. Su segundo lanzamiento “Chronicles from the Black Bile” es un trabajo serio, de calidad, y el cual refleja muy bien a una banda que se exige al máximo hasta en los más pequeños detalles. Para empezar hay que comentar el buen diseño del artwork, un trabajo fino y elegante presentado en un digipack llamativo y muy bien trabajado. Pero abramos la caja y entremos en los siete cortes que nos aguarda en su interior.

“Vault of Flickering Souls” nos da la bienvenida de forma fría en una breve intro que va in crescendo a lo largo de sus dos minutos y que nos deja ver de forma sutil la oscuridad en la que estamos a punto de entrar.

Oscuridad que se desata de forma inmediata y desde el primer acorde con “Four Our Days Are Numbered”, composición que entra de lleno a base de velocidad y furia. Velocidad descomunal desde los instrumentos y unos cambios de ritmo que son sencillamente brutales. Los bombos y platillos se presentan aplastantes y en la parte vocal tenemos un gutural grave con una profundidad asombrosa. En el minuto dos de la pieza entramos en un gran cambio de ritmo, sin duda alguna estamos ante una gran composición que se encarga de abrir el disco de forma inmejorable.

“Sons of the Ophidian” salta a escena y mantiene muy bien la línea de su antecesora aunque llega a rozar un poco más el Symphonic Black Metal. Una pieza donde las guitaras ganan en melodía en un corte algo más melódico que el anterior pero sin perder nunca de vista ese potente Black/Death que esta formación tan bien nos entrega. Composición de ritmos pegadizos que se te meten en la cabeza para no volver a salir, y llenarnos de ganas por ver a la banda en directo. En el minuto tres y medio, y después de un muy buen estudiado silencio, todo cambia, las seis cuerdas se presentan limpias en un pasaje donde todo es calma y de aroma fúnebre. Gran atmósfera conseguida en ese tramo central/final de la pieza. Impresionante in crescendo el que se puede vivir en estos minutos de la canción, una pieza de corte muy profesional y técnico.

Continuamos con “The Withering of All Species” la cual nos da una entrada diferente al resto, gran bajo para empezar un corte compacto en el que la banda vuelve a desatar toda su brutalidad a base de velocidad bañada en una sinfonía oscura capaz de deleitar al más exigente de los oyentes. Volvemos a vivir un lento y hasta “psicodélico” pasaje a mitad de composición donde vuelvo a destacar el trabajo del bajo y las seis cuerdas limpias. La parte vocal se convierte aquí en ese tono tan característico del Doom Metal, es decir ese tono elegante y profundo, pero todo vuelve a cambiar cerca del minuto cinco para regresar a los sonidos más crueles en un Black Metal rudo y puro. Posiblemente estemos en el corte más “extraño” del álbum.

14103057_1130238263685949_1810759556462732066_o

Entramos en la recta final del disco con “Ex-Nihilo”. La canción más corta del disco que con sus cuatro minutos y treinta y nueve segundos nos mete de lleno en los sonidos más extremos del Metal. Una mezcla perfecta entre el Black y el Death que sirve para dejarnos una pieza sencillamente brutal. Potente las guitarras y descomunal la batería. Pieza rápida y salvaje donde podemos vivir momentos épicos con partes que van desde momentos de puro Black, a pasajes más propios del Death, una pieza que sin duda alguna no puede faltar en el setlist de los directos de esta fantástica formación.

Y de la pieza más corta pasamos a la más larga del disco. Con sus ocho minutos y medio “Knowledge through Suffering” comienza con una voz en off en una breve intro que deja paso a una pieza que viene a demostrar que una composición tan larga puede ser divertida de escuchar, ya que sus constantes cambios de ritmo sumado a la gran calidad que ostenta convierte a esta pieza en un claro ejemplo de cómo se debe hacer una canción larga. Una de las piezas que más me han llamado la atención del presente trabajo. Sencillamente alucinante.

Y cierra el álbum “A Descent into the Abyss” y lo cierra a lo grande en una composición donde el Black y el Death se cogen de la mano para volver a formar una pieza magnífica. Instrumentos a una velocidad de escándalo y un gutural que es el acompañante perfecto para los sonidos expuestos. Una pieza rápida y directa a la cara, de esas canciones que te golpean y te terminan de enganchar a la música de esta banda. Grandioso fin de fiesta para un álbum increíble.

En conclusión, este “Chronicles from the Black Bile” es un trabajo serio, muy profesional y lleno de calidad lo mires por donde lo mires. Un álbum donde la banda demuestra que cuida y se preocupa por todos los detalles, desde la presentación del mismo gracias a un gran diseño, hasta la última nota de sus instrumentos, todo está estudiado y se nota el nivel de exigencia que INTO THE NETHERMOST se impone. Un disco asombroso que sabe lo que quiere y lo expone de forma espléndida, un álbum que coloca sin duda alguna a la banda en el punto de mira de los fans de los sonidos más extremos. Cuarenta y un minutos de música que saben hacer disfrutar y que después de hacerlo solo puedes felicitar a la banda.

Reseña por Santi Machín

Deja un comentario