CD: NECROPHOBIC “MARK OF THE NECROGRAM”

Análisis del último trabajo de la banda sueca.

Banda: NECROPHOBIC
País: Suecia
Género: Death/Black Metal
Disco: “Mark of the Necrogram”
Fecha: 23 Febrero 2018
Duración: 40 minutos
Sello: Century Media Records

Para los que no conozcáis a la banda comenzaré por comentaros que llevan en activo casi tres décadas (29 años) y que cuentan en su haber con 8 LPs, varios singles, 3 EPs y 4 Demos a sus espaldas. La banda se formó en el año 1989 por el malogrado David Parland (INFERNAL, DARKWINDS, DARK FUNERAL, WAR) a la guitarra; y Joakim Sterner a la batería.

Comenzaron practicando un crudo Death Metal al estilo “Swedish Death Metal Old School” y bajo esta influencia acuñaron tres joyas como: “The Nocturnal Silence” (1993), “Darkside” (1997) y “The Third Antichrist” (1999); más un flojo “Bloodhymns” en 2002.

Fue para el 2006 con la edición del aclamado “Hrimthursum” donde se hizo patente el cambio de estilo dando un claro giro hacía derroteros más “Black”, pero de bandas como DISSECTION, con los que a menudo han sido comparados…aunque yo opino que esta formación nada tiene que envidiar a los anteriormente citados; y dotando de esta manera a su música y sonido de una dimensión mucho más melódica y compleja que en sus anteriores obras.

Hablemos ahora de su último LP, está última entrega comparte un denominador común con “Hrimthursum” y “Death to All”, y es el increíble tratamiento que se ha dado a las guitarras, tanto en la producción como en el tema compositivo, esto quizás tenga algo que ver con el reciente regreso a la banda de los guitarristas Sebastian Ramstedt y Johan Bergebäck (ambos miembros activos en lo que para mí son los mejores trabajos de la banda: “Darkside”, “Third Antichrist”, “Hrimthursum” y “Death to All”).
A mi modo de ver estamos ante un trabajo muy variado, dinámico, equilibrado y por qué no decirlo un trabajo bello, que se sitúa entre la delgada línea que separa el Death y el Black Metal, donde podrás encontrar todo tipo de texturas, ritmos y atmósferas…con estructuras y pasajes encaminados a ensalzar el sublime y sutil trabajo de las guitarras, donde cada arpegio, adorno o acompañamiento que salpican esta gran obra, así como los solos centrales que implementan todos y cada uno de los temas, están a la altura de las más grandes bandas del Heavy Metal clásico…sin que esto robe un ápice de intensidad, ni haga que resulte empalagoso en ningún momento.

Estamos ante una gran producción con una sobresaliente sección ritmica asi como un estupendo trabajo a las voces, que cuentan con una gran variedad de registros lo que las convierte en un resultado ameno y de gran calidad.
Quizás no sea un trabajo tan veloz y violento como sus antecesores pero esto no le resta calidad, puesto que los medios tiempos aquí presentes supuran majestuosidad y frialdad por los cuatro costados con unas melodias malévolas y axfisiantes ejecutadas con una técnica exquisita.

Pasemos ahora a analizar este LP tema por tema. “Mark of the Necrogram” es un buen tema para abrir el disco , con una entrada bastante violenta, un tema rápido con un sonido cercano al Black con un perfecto equilibrio entre velocidad, potencia y armonía. “Odium Caecum” comienza con un preludio de guitarra con reminiscencias árabes, para luego dar paso a un riff más Thrash-Death bastante potente y que evoluciona hasta culminar en un blast beat crudo y efectivo. La parte central está adornada con un solo que ya quisieran para sí multitud de bandas de Heavy clásico.

“Tsar Bomba” es un tema que discurre a medio tiempo (con un sonido más cercano a la escuela de Gotteborg), hasta llegar a una parte más Doom en la que destaca sobre todo un solo de guitarra majestuoso.

En “Lamashtu” estamos ante el tema más ecléctico del álbum, donde se mezclan de forma magistral el Death, Doom, Black y Heavy Metal. Un tema con unos cambios muy pronunciados, con una armonía de guitarra solista profunda y agónica…donde destaca de nuevo el solo que acompaña la parte central. En “Sacrosanct” y tras una entrada lenta, la cual no nos hace presagiar la que se nos viene encima…,el tema se torna hacía un blast beat asesino…sin concesiones ni florituras, en la frontera entre el Black y el Death Metal. Un tema potente y efectivo que junto al sexto tema probablemente sean los más veloces y descarnados de esta entrega.
Y ese sexto tema es “Pesta”, otro track que desprende mala baba, un tema muy rápido, quizás el más cercano al Death Metal pero sin perder la esencia Black que les caracteriza. “Requiem for a Dying Sun” puede que sea el tema que menos me ha gustado. Esto no quiere decir que sea una mala composición, pero a mí me resulta un poco repetitiva y lineal…transcurre a medio tiempo prácticamente en su totalidad hasta llegar a un final donde el blast beat es el protagonista.

“Crown of Horns” es un tema bastante elaborado con muchos cambios de tensión, quizás el que comparte más sonoridad con DISSECTION. A estas alturas y con “From the Great Above to the Great Below” ya poco puedo añadir para definir este gran disco; otro tema sobresaliente que tras una entrada épica y majestuosa, desemboca de nuevo en una parte central acelerada y muy intensa. El disco se cierra con “Undergangen” en donde estamos ante un outro cargado de misterio y melancolía y donde una vez más la guitarra es protagonista.

Nota: 9/10                                                                                                                                                                                    Crítica de Lord Amehc