CD: IHSANH “ÁMR”

Analizamos el último trabajo del músico noruego.

Banda: IHSAHN
País: Noruega
Género: Black Extreme Progressive Metal
Disco: “Ámr”
Fecha: 4 mayo 2018
Duración: 43:49 minutos
Sello: Candlelight Records

A estas altura de la película no creo que haga mucha falta explicar quien es este señor; pero nunca está de más dar un pequeño repaso a su brillante y fructífera trayectoria.

Vegard Sverre Tvestan más conocido como Ihsahn es un guitarrista, bajista, teclista, cantante y compositor noruego nacido en 1975 en la ciudad de Notodden. Ihsahn es conocido por ser uno de los fundadores de EMPEROR así como de THOU SHALT SUFFER y PECCATUM. A parte de sus colaboraciones con banda de la talla de ULVER, ARCTURUS, ZYKLON, DEVIN TOWSEND, etc…

Tras una de las disoluciones de EMPEROR, en el año 2001; y ya en el 2006, Ihsahn nos sorprendió con la noticia de una nueva banda que llevaría su propio nombre artístico; esta noticia causó una gran expectación y una creciente sensación de esperanza ante la posibilidad de encontrarnos con una réplica de EMPEROR. Y por fin en ese mismo año 2006 vería la luz el tan esperado primer trabajo de IHSAHN titulado “The Adversary”

Un gran álbum que recibió buenas críticas, era un trabajo con reminiscencias de EMPEROR, en el cual se mezclaban perfectamente la fuerza y la rabia del Black Metal con una serie de nuevas sonoridades más cercanas a estilos progresivos, algo así como si mezclamos el “IX Equilibrium” y el “Prometheus” de los fenecidos EMPEROR. En definitiva estábamos ante un gran álbum; lo cual nos hizo sentir muy optimistas ante el regreso.

Pero la alegría nos duró ben poco ya que en el 2008 veía la luz su segundo álbum. “Angl” un disco que nos dejó perplejos ya que su estilo primigenio comenzó a aletargarse dando como resultado un trabajo lento y aburrido con muchos toques cercanos al Doom.

En 2010 saldría al mercado “After” que aun siendo un LP bastante soporífero y más adentrado en el estilo progresivo y que incluía algunos guiños al Rock y la psicodelia; recuperaba la maldad y la melancolía de sus antiguos trabajos… Este nuevo disco nos hizo recuperar la esperanza, pues en cierta medida parecía retornar los orígenes; nada más lejos de la realidad…

Estábamos ante un espejismo ya que en 2012 aparecería el más que aburrido y soporífero “Eremita”. Todo un jarro de agua fría que presagiaba lo que a la larga fue una trayectoria claramente descendiente hasta llegar a  2013 y con él la aparición de “Das Seelenbrechen”, un disco donde la técnica y la experimentación se hacían cada vez más patentes; y en 2016 “Arktis” que seguía la onda de su predecesor donde alternan partes muy brillantes con pasajes sin sentido; donde las estructuras cada vez son más complejas pero a la vez extrañas, con cambios raros sin pies ni cabeza.

Y es aquí donde quería llegar, tras la escucha de este nuevo trabajo me he quedado descolocado y perplejo. No se si el disco es muy raro o si el rarito soy yo; pero la verdad es que no encuentro por donde cogerlo…

Quizás mucho de vosotros cuando leáis esta crítica, penséis que soy un poco osado y quizás también os sentiréis incómodos con mis palabras si sois incondicionales de IHSAHN, pero desde mi infinito respeto hacía el trabajo de este señor me reitero en mi anterior afirmación; y es que no se por donde agarrar esa nueva entrega del músico noruego.

A su favor diré que este trabajo está muy elaborado, con una producción impecable, y quizás también muy innovador  y experimental; razones por las cuales le felicito ya que a mi modo de ver me parece muy valiente apostar por el lanzamiento de una apuesta tan arriesgada…pero aunque rebosa de técnica es desconcertante y poco accesible, aun siendo muy técnico resulta carente de ritmo; es más…aun siendo un trabajo que transmite frialdad, también carece de otros sentimientos más profundos e inherentes que caracterizan a este estilo…y es que la técnica sobresale en detrimento de la rabia, la furia, el dolor o la melancolía…

Yo destacaría el tema que abre el LP “Lend Me the Eyes of the Millenia” que realmente es el único que me pone las pilas… un tema áspero y rabioso que comienza con una intro axfisiante para dar paso a un blast beat…donde la voz de Ihsahn y la furia de las guitarras nos transporta a los mejores tiempos de EMPEROR.

También destacaría “One Less Enemy” un tema que transcurre a medio tiempo con una melodía bastante interesante y “wake”, que es el otro tema veloz del disco y que incluye una parte central más lenta y melódica adornada con unas guitarras solista de corte melancólico.

El resto; para mi gusto y bajo mi humilde opinión, no es nada más que morralla con exceso de temas en tono baladas corte supino, repetitivos y de difícil escucha.

En resumen si buscas técnica, experimentación, innovación o fusión con otros estilos más progresivos e incluso guiños con el Rock psicodélico; puede que te llegue a fascinar, pero si lo que buscas es Black Metal en estado puro…

Nota: 4,5/10                                                                                                                                                                                 Crítica de Lord Amehc